Su pensamiento controla las emociones